banner
 
  23 de Febrero de 2017
 
 
 
   

Usuario: Clave:
 
  registrate
 
Propuestas didácticas
Recursos
Correo
Aula Virtual
 
 

estimulo a la cultura


Acceso ilimitado desde los centros educativos de la ANEP


 
videoteca

estudiando

ceibal
sembrando
observatorio
 



Los usuarios opinan
         
16 de Mayo de 2009

Inauguración de la carrera de Tecnólogo Agroenergético

Palabras del presidente de ANCAP, Lic. Raúl Sendic


Buenas tardes y muchas gracias por acompañarnos.

Quiero expresar unos conceptos, que espero no sean demasiado extensos, porque mis dos compañeros han expresado lo que en definitiva todos sentimos y cuál ha sido incluso el proceso que nos llevó a esta jornada que estamos viviendo hoy y a poder iniciar algo tan importante como es una carrera que permitirá la capacitación de un grupo tan importante de gente en un área que para nosotros es estratégica en nuestro país.

A lo largo de estos años, hemos recorrido un trabajo muy intenso y extenso, para poder llegar a concretar en un año como este, no solamente este inicio de curso, sino también al cúmulo de cosas que se van a dar aquí en Bella Unión a lo largo de estos años, en esta propia zafra que vamos a iniciar dentro de pocas semanas.

Aquí hubo, a lo largo de muchos años, un trabajo muy arduo de mucha gente, para defender la producción azucarera y para defender también su trabajo. Para defender un recurso que francamente consideramos estratégico para nuestro país, que vivió de momentos de zozobra y que trajo consecuencias dramáticas para el conjunto de la sociedad.

Aquella situación, en que, a lo largo de los años, iba cayendo y decayendo la producción azucarera, decayendo la producción de caña, achicándose las plantaciones y la situación social se iba agravando cada día más y ninguna de las propuestas alternativas lograban sustituir lo que se había generado en su momento.

No podíamos desconocer, de todas maneras, que aquí había una inversión muy importante del Estado, porque muchas veces se ha hablado de toda la plata que se destinó a Bella Unión.
No toda la plata que se destinó a Bella Unión se tiró por la ventana. La plata que se destinó a Bella Unión está en parte de esta estructura que hoy tenemos, está en los sistemas de riego y estamos todos los días debatiendo y discutiendo cómo mejorar todo esto, cuestionando todo eso, pero hoy lo tenemos.

Y lo tenemos porque hubo gente que decidió ponerla, que apostó por ello y es la garantía mayor de este proyecto.

Desde que iniciamos la gestión en ANCAP y definimos desarrollar este proyecto, hubo algunos elementos que son muy importantes a tener en cuenta. En primer lugar, hubo la decisión política de desarrollarlo, de que era necesario no sólo para cumplir con su historia, sino fundamentalmente mirando hacia delante como una estrategia del país.

Era la apuesta a la generación de energía, la apuesta a la soberanía, a la autenticidad desde el punto de vista energético, a nuestra capacidad de generar nuestra propia energía y de tener aunque sea un porcentaje de independencia en un área estratégica tan importante.

La única manera de sostener esa producción azucarera era combinándola con la producción de energía también, porque es probable que, al final, después de tantas discusiones, existiera razón en que no se podía sostener un ingenio azucarero solamente para producir azúcar y que era necesario aportarle una serie de procesos que permitieran la producción de azúcar con la producción de otros elementos que cada día vamos sumando a todo este proceso: la generación eléctrica, la producción de alcohol, la producción de mejoradores de suelo y la producción de alimento animal.

Además, contamos con la cooperación que estamos teniendo de los técnicos cubanos que han aportado una experiencia muy importante y el conocimiento que han aportado técnicos brasileños en el desarrollo tecnológico de este tipo de plantas, que nos van permitiendo conformar una biorrefinería capaz de procesar caña de azúcar, sorgo dulce y que nos permite tener una serie importantísima de derivados.

Ese mismo concepto lo trasladamos al sur del país con un proyecto de producción de biodiesel, en alianza con COUSA, utilizando otras materias primas, como el girasol y la soja, para producir otros derivados como el biodiesel, aceites comestibles y alimento animal.

Toda esa combinación de materias primas, apuntando a la producción de una serie importantísima de derivados, es posible gracias al avance del conocimiento y de la técnica y por el desarrollo de la investigación. Porque hoy sabemos que se pueden realizar todos esos procesos que le agregan valor a un proyecto como este y le permiten a mucha gente dignificar su vida.
Por eso, es tan importante la apuesta a la investigación y al conocimiento.

El otro día, mi amiga Primavera Galvarino dijo una frase que es muy importante: “No hay nada más peligroso que la ignorancia”. La ignorancia es muy peligrosa. Y si ustedes miran los ataques que surgen a este proceso, surgen de la ignorancia.

Hemos invitado a quienes critican este proceso a que vengan a conocerlo, para poder después definir si están a favor o en contra. Vengan a ver lo que estamos haciendo y lo que estamos desarrollando, no nosotros, la gente de Bella Unión, los técnicos, los trabajadores, los productores. Vengan a ver lo que se está haciendo, porque no hay nada peor y más peligroso que la ignorancia.

Por eso era tan necesario y tan importante junto con el desarrollo de estas inversiones y de estos procesos, apostar fuertemente a la generación de conocimiento y de capacidades, a la investigación científica, al desarrollo de capacidades y de conocimientos que se venía planteando ya.
Hay que reconocer el esfuerzo de las personas, como la doctora Grompone, considerando la generación de energía a través de los cultivos como un elemento importante.

Nosotros dijimos que hay que apostar a la formación de capacidades, a la investigación científica y al desarrollo del conocimiento. Nada mejor que poder destinar estas instalaciones, que son un hotel, que han servido para celebrar fiestas y cumpleaños, a la generación de esos conocimientos que los necesitamos a lo largo y ancho de este país.
Porque este país tiene condiciones agroecológicas importantísimas, para poder generar una parte de su energía a partir de los cultivos.

Por eso es que esa voluntad nuestra hizo sinergia con los esfuerzos que se hicieron desde la ANEP, desde la UdelaR, desde la UTU, desde este conjunto de organizaciones que se han nucleado para poder desarrollar esto y lo estamos haciendo en otros rubros también.
ANCAP está con la Universidad de la República desarrollando un fondo de investigación científica, a través de un acuerdo que tenemos en conjunto que permite financiar investigaciones relacionadas con la energía.

Con la Agencia Nacional de Innovación también lo estamos haciendo. Un millón y medio de dólares para la investigación científica, en un fondo sectorial que se ha creado para las investigaciones relacionadas con la energía.

También estamos financiando con la Universidad, con casi un millón de dólares, proyectos de investigación, también relacionados con necesidades que tiene ANCAP. Y todo este trabajo es para enriquecer estas cadenas de valor.

Hemos generado cadenas agroindustriales e importantísimas cadenas de valor. Toda esa investigación y ese conocimiento van a permitir que el agregado de valor sea mayor y que cada vez más gente pueda vivir de estas cadenas de valor.

Cuando alguien se para atrás de un microscopio, cuando alguien se para atrás de un aula, tiene que saber que, en definitiva, lo que se espera de él es que pueda aportar a estas cadenas de valor para que el desarrollo de su trabajo se pueda traducir, más tarde, en trabajo y bienestar para la gente que necesita esa capacidad y ese conocimiento. Esas técnicas, esas tecnologías que le permitan a mucha gente vivir mejor, son el gran objetivo de estos procesos.

Atrás de la tecnicatura que estamos desarrollando hoy, crean, estoy convencido, hay independencia energética. Atrás de estos estudios va a haber soberanía. Atrás de esto habrá trabajo y dignidad, porque el esfuerzo que estamos haciendo para desarrollar estos conocimientos va en el fondo y estratégicamente, a permitir la independencia, la soberanía, la calidad de vida, y el trabajo, que es uno de los valores más importantes que quiere nuestra gente.

Estamos a absoluta disposición de quienes desarrollan este curso, para atender sus necesidades y sus demandas, pero también estamos para exigirles que aprovechen los recursos que el Estado está volcando aquí.

Estoy seguro de lo beneficioso que es la cantidad de recursos que volcaron aquí la ANEP y la UdelaR, en las instalaciones del laboratorio, en el esfuerzo que se está haciendo y que se ha decidido volcar allí. Y se decidió así para que los que inicien este curso puedan volcar todo su esfuerzo para formarse, capacitarse y estar a disposición del desarrollo que el Uruguay necesita, que es el gran objetivo que tenemos planteado.



Queremos
tu opinión
¿Te gustó este
artículo?
1 2 3 4 5

Comenta este artículo
Botón Comentar
Recomienda este artículo
Botón Recomendar

Comenta este artículo


Nombre:
Tema:
Mensaje:
envía
 
 

Quiénes somos | Contáctenos | Propiedad Intelectual

 
anep
Consejo de Educación Inicial y Primaria Consejo de Educación Secundaria Consejo de Educación Técnico Profesional Consejo de Formación en Educación