banner
 
  24 de Octubre de 2014
 
 
 
   

Usuario: Clave:
 
  registrate
 
Propuestas didácticas
Recursos
Correo
Aula Virtual
 
 

estimulo a la cultura


Acceso ilimitado desde los centros educativos de la ANEP


 
cursos

inclusión educativa 


anilla

 



Los usuarios opinan
     

Los trabalenguas en Educación Inicial -del juego con las palabras a la apreciación estética-


                                                                                                                                                 Mtra. Marianela Orrego 

1- Introducción 

Los primeros encuentros de los niños y las niñas con la poesía son de naturaleza oral, y suelen inscribirse en el vínculo con su madre. Canciones de cuna, juegos de dedos, trabalenguas, adivinanzas, rethaílas, etc, son composiciones poéticas que acompañan al niño desde sus primeras experiencias de socialización. 

Eugène Rolland (2008) señala que estos textos pertenecen ante todo al repertorio de una literatura funcional, por tratarse de obras que están presentes en el desarrollo del ser humano desde su nacimiento hasta el momento en que deja la infancia y aún más tarde. 

En las clases de Educación Inicial el niño encuentra la posibilidad de aprender formalmente textos literarios en contextos lúdicos. Los trabalenguas son un claro ejemplo de ello, por tratarse de composiciones poéticas que se acompañan por un juego. 


2- Los trabalenguas, textos literarios que invitan a jugar 

Armando López Valero (2008) considera que los trabalenguas corresponden fundamentalmente a la literatura y popular, presentando claras conexiones con el folclore. Algunas de las características de este tipo de literatura son: la anonimia, el constituir un patrimonio común de la colectividad, la existencia de variantes para una misma composición poética y la reelaboración constante de los textos literarios desde su transmisión. 

Con el propósito de delimitar conceptualmente algunos de los términos mencionados, presentamos a continuación breves definiciones de los mismos. Entendemos por literatura popular aquella que tiene como destinatario directo al pueblo. Por otra parte, el término “folclore” alude a los diferentes aspectos de la vida tradicional de un pueblo (saberes, usos, costumbres, etc). Asimismo, el término “tradicional” aplicado a la literatura se refiere al “conjunto de obras (…) de origen popular y culto que conforman el pasado cultural en cuyo contexto surge toda creación artística”. (1) 

María Isabel Borda Crespo (2002:107) señala que el término “popular” referido a las obras literarias es ampliamente discutido, y jerarquiza el aspecto tradicional de las mismas. También se hace necesario relativizar el carácter oral de la literatura, ya que como señala la mencionada autora: 

“…en el amplio fenómeno de la oralidad literaria pueden combinarse distintas posibilidades que van de la composición originariamente escrita que se oraliza, a la composición creada oralmente que atraviesa fases en que es recogida por escrito para su memorización o difusión” (2) 

Actualmente se considera a los trabalenguas como un patrimonio casi exclusivo de la infancia, y según Pedro Cerrillo (1986) integran el cancionero infantil tradicional. Su perpetuación oral se inscribe en la comunidad y en las instituciones educativas, siendo esencial su enseñanza en el aula para la fijación de este corpus literario popular. 

Los trabalenguas son textos literarios que pertenecen al género lírico. Se trata de composiciones poéticas, en general breves, sujetas a normas del ritmo métrico y de la rima; según Alcira Legaspi de Arismendi (1997: 185) el ritmo y la rima constituyen la “textura musical” de los mismos. Algunas de las características que presentan son: variedad métrica (diferentes tipos de versos), sencillez sintáctica, y el empleo de figuras retóricas (aliteraciones, repeticiones, etc). 

Es interesante mencionar en este punto la siguiente reflexión de Octavio Paz sobre las composiciones poéticas: 

“El poema es inexplicable, no ininteligible (…) No es poeta aquel que no haya sentido la tentación de destruir el lenguaje o de crear otro, aquel que no haya experimentado la fascinación de la no – significación y la menos aterradora de la significación indecible”. (3) 

Para ejemplificar esta reflexión compartimos a continuación dos trabalenguas. 

Doña Díriga 

Doña Díriga, Dáraga, Dóriga,
trompa pitáriga,
tiene unos guantes
de pellejo de zírriga, zárraga, zórriga, trompa pitáriga
le vienen grandes. 

En el trabalenguas “Doña Díriga” podemos observar la presencia de aliteraciones, figuras retóricas que consisten en la reiteración de sonidos idénticos o semejantes a lo largo de uno o varios versos o frases. De esta forma, se potencia el nivel fonético – fonológico de la lengua, ya que los sonidos adquieren valor literario, dejando de lado la significación convencional de las palabras. El sinsentido y el disparate constituyen fuentes de placer para el niño. Al respecto, María Isabel Borda Crespo (2002:104) entiende que, por su propia experiencia, la lengua del niño está repleta de connotaciones, lógicas identificaciones de lo poético. 

Tengo una pavita

Tengo una pavita pita, pita,
pildorita, pildoretada,
con el rubio rayado.
Si la pavita no fuera pita, pita,
pildorita, pildoretada,
con el rubio rayado,
no serían los pavitos pitos, pitos,
pildoritos, pildoretados,
con el rubio rayado.

“Tengo una pavita” es un trabalenguas que presenta varias repeticiones, es decir, figuras retóricas que consisten en la reiteración de palabras u otros recursos expresivos, generando así una relevancia poética. 

¿Cuál es la relación entre estas composiciones poéticas y el juego? Según Johan Huizinga: “Poiesis es una función lúdica” (4). En efecto, un aspecto esencial de los trabalenguas es su carácter lúdico, ya que el decirlos se acompaña de un juego. Según Pedro C. Cerrillo: 

“… los “trabalenguas” no son sino una modalidad de «burlas», ya que lo que pretenden es, a través de puros juegos fónicos, provocar el error en el compañero a quien se propone (…), para reír en cuanto -con mucha probabilidad- se equivoque.” (5) 

Quien haya observado a los alumnos de Educación Inicial decir trabalenguas, estará de acuerdo en afirmar que los mismos generan en el niño el deseo de repetición y memorización, desde un contexto lúdico. Y el juego, según Ángeles Gervilla Castillo (2006:73) favorece el desarrollo global del niño y supone un reto que este pueda superar. 

Por otra parte resulta enriquecedora la clasificación de María Isabel Borda Crespo (2002:105) sobre diversos tipos de juego vinculados a las palabras. En los juegos sobre las palabras se deforma el significante, transformándolo, por lo que se trata de actividades lúdicas fonéticas presemióticas. Por el contrario, en los juegos con las palabras, se distinguen cuatro categorías lúdicas (Paule Aimard): 1- los juegos fonéticos. 2- los juegos “morfológicos”, que intervienen a nivel de estructura de las palabras; 3- los juegos “sintagmáticos”, en los que el niño modifica la estructura “normal” de la cadena hablada; 4- los juegos semánticos que reposas sobre ambigüedades y/o desviaciones de sentido. 

Es importante destacar también el carácter de multiplicidad y movilidad de los juegos infantiles. A decir de Mújina, el juego “…origina cambios cualitativos en la psique infantil” porque “…la actividad lúdica tiene un carácter semiótico” (6). Se habilita entonces en el niño la posibilidad de acompañar diversos juegos (saltar a la cuerda, armar un puzzle, etc) con el recitado espontáneo de un mismo trabalenguas, o por el contrario, realizar un mismo juego con el recitado de distintas composiciones poéticas (trabalenguas, nanas, adivinanzas, etc). 

Alfonso Reyes sostiene que: 

“En lo que dicen, juegan y cantan los niños, reconocemos formas poéticas primitivas, y reconocemos en los impulsos rítmicos que los alienta la necesidad de ciertos ruidos y pausas, la autonomía interna del poema.” (7) 


3- La enseñanza de los trabalenguas 

La enseñanza de los trabalenguas en el aula se inscribe dentro de la didáctica de la literatura, que según Badia y Cassany (1994) incluye dimensiones estéticas, éticas, culturales y lingüísticas. 

Un aspecto central en la diversidad de enfoques y perspectivas que ha caracterizado la investigación crítica del texto literario durante el presente siglo es identificar cuáles son aquellos aspectos que justifican que una obra sea declarada como literaria. Bronckart (1997) sostiene que una obra literaria combina un criterio estético con otro moral, relativizando una concepción estática de dichos valores en función de sus dimensiones históricas y sociales. 

En este marco, es importante reflexionar sobre la pertinencia de propuestas que minimizan el valor literario de los trabalenguas, proponiendo partir de los mismos para reflexionar sobre determinados contenidos de lengua (por ejemplo: la derivación de palabras), o presentándolos como meros “ejercicios” para superar las dificultades fonético – fonológicas. Creemos que debe jerarquizarse desde el aula el valor literario de los textos. En palabras de Lev S. Vigotski: 

“Lo fundamental es comprender que la verdadera tarea de la educación no es un trasplante precoz del lenguaje del adulto al niño, sino el presentar una auténtica ayuda para elaborar y formular un lenguaje literario bien asimilado.” (8) 

Si estamos pensando en literatura, es importante que el docente seleccione para su enseñanza en el aula, textos con valor literario, descartando aquellos “didactizados” o “infantilizados”. Recordemos aquí las palabras de Ana Pelegrín, para quien: “Una auténtica poesía para niños no es un género de facilidades, cursilerías, didactismos, sino esencialmente poesía.” (9) Por ello, aconsejamos que el maestro cuente con un amplio repertorio de poesías, que le permitan ampliar y enriquecer su experiencia como lector. 

Antonio Rodríguez Almodóvar propone que el docente indague sobre el ideolecto folclórico del alumno, tarea que “…deberá ir produciendo una impregnación del colectivo de alumnos en la materia que se persigue”. (10) El mencionado autor también aconseja indagar cuáles son los textos literarios folclóricos (en este caso los trabalenguas) más conocidos en el medio familiar y/o social. 

Asimismo, Ana Malajovich (2000: 163), sugiere que, una vez seleccionado el texto literario a ser abordado en el aula, es importante crear un clima especial para favorecer el encuentro del niño con el texto poético, tal como realiza el docente cuando se propone narrar un cuento. A continuación se producirá la transmisión (Malajovich, 2000: 160) comprometida y consciente a partir de la lectura o el recitado del trabalenguas, promoviendo en los alumnos una escucha participativa y plena. María Isabel Borda Crespo (2002: 106 - 115) jerarquiza el carácter recreativo y lúdico de la recepción del texto literario en los alumnos. A partir de la misma los alumnos podrán recrearlos, jugando con las palabras, diciendo y repitiendo el trablenguas con la ayuda del docente, que actuará en todo momento como mediador entre los alumnos y el texto literario. 

En palabras de Ana Malajovich: 

“Recordemos que la poesía es fundamentalmente lenguaje divergente, de aperturas, de sugerencias, de exploración de sonidos y ritmos, que permite a los chicos un encuentro diferente con la palabra, un encuentro estético, enriquecedor de sus sensaciones y emociones, disparador de su fantasía, de su creatividad.” (11) 

Pero el disfrute literario también puede enriquecerse desde la apreciación estética del texto, identificando recursos estilísticos como las aliteraciones y las repeticiones de palabras, que dotan de especial sonoridad y ritmo a los trabalenguas. Asimismo, otra posibilidad de reflexión que los alumnos disfrutan es el reconocer aspectos comunes entre las diferentes versiones de un mismo trabalenguas.
El Nivel Inicial es una etapa fundamental en la estructuración de la lengua, por lo cual se hace indispensable brindar también un espacio para que los alumnos puedan producir textos utilizando las palabras como herramientas creativas. Por ello, otra posibilidad interesante para abordar en las aulas es la de producir de forma colectiva textos “a la manera literaria” (Malajovich, 2000: 165). El docente podrá motivar y coordinar la producción de trabalenguas realizada con los alumnos, desde la intencionalidad de jugar con las palabras. 

Teniendo en cuenta las características de los trabalenguas, composiciones poéticas lúdicas, cobra relevancia la función de la literatura como experiencia vital. Como señala Ana Malajovich: 

“…durante los escasos minutos que dura (…) una poesía los chicos están viviendo una intensa actividad interior: mientras escuchan están dando forma a sus propias imágenes con respecto a lo escuchado – imágenes genuinamente personales -, pueden reír, emocionarse, pensar, dudar; trasladarse a otro tiempo y otro lugar. Las resonancias que en cada uno puede originar ese (…) poema son variadas y múltiples.” (12) 


4- Palabras finales 

Si bien el contacto inicial del niño con los trabalenguas se encuadra en el vínculo con su madre, estos textos literarios requieren de un abordaje continuado en la institución educativa que priorice su lectura y recitado en contextos lúdicos. 

Resaltamos el hecho de que la enseñanza de los trabalenguas remite a un contexto lúdico, ya que los mismos son composiciones poéticas que se acompañan por un juego. Jerarquizamos aquí la idea vigotskiana de que el juego y el lenguaje representan “el intento humano más fundamental por trascender el aquí y ahora”. (13) 

Tan importante como el juego con las palabras será la posterior reflexión sobre las características del texto literario. Se fomentará así el disfrute literario y la apreciación estética, el gusto por la belleza de la palabra en el alumno, que desarrollará su sensibilidad e imaginación. 

Como sostiene Alcira Legaspi de Arismendi: “La poesía representa la forma más alta de expresar lo esencial con valores de sugestión que no logra el lenguaje corriente.” (14) 


5- Referencias bibliográficas 

- BORDA CRESPO, M. I.: “Literatura Infantil y Juvenil. Teoría y Didáctica”, Grupo Editorial Universitario, Málaga, 2002.
- ESTÉBANEZ CALDERÓN, D.: “Breve Diccionario de Términos Literarios”, Biblioteca de consulta Alianza Editorial, Madrid, 2006.
- GERVILLA CASTILLO, A.: “Didáctica Básica de la Educación Infantil. Conocer y comprender a los más pequeños”, Ed. Narcea, Madrid, 2006.
- LEGASPI DE ARISMENDI, A.: “Pedagogía preescolar”, Ed. Espartaco, Montevideo, 1997.
- MALAJOVICH, A.: “Recorridos Didácticos en Educación Inicial”, Ed. Paidós, Buenos Aires, 2000.
- MÚJINA: “Psicología de la edad preescolar”, Ed aprendizaje Visor Madrid, 1990. 
- COLOMER, T.: “La enseñanza de la literatura como construcción del sentido”, Revista Lectura y Vida, año 22 No. 1, Marzo de 2001. 

Citas bibliográficas: 

(1) ESTÉBANEZ CALDERÓN, D.: “Breve Diccionario de Términos Literarios”. Madrid, Alianza Editorial, 2006, P. 513.
(2) BORDA CRESPO, M. I.: “Literatura Infantil y Juvenil. Teoría y Didáctica”, Málaga, Grupo Editorial Universitario, 2002, P. 109.
(3) PAZ, O. En: Cerrillo, P. C.: “Sobre el aprovechamiento didáctico del cancionero infantil”, 2007http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/12818303315610495543213/p0000001.htm (Consulta: viernes 14 de agosto de 2009).
(4) HUIZINGA, J. En: López Valero, A.: “Poesía infantil, esbozo de una problemática”, 2008, http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/91327252989598943532279/p0000001.htm (Consulta: viernes 14 de agosto de 2009).
(5) CERILLO, P.C.” Cancionero popular infantil de la provincia de Cuenca”, 1992, http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01371074233495984102257/p0000001.htm(Consulta: lunes 17 de agosto de 2009).
(6) MÚJINA: “Psicología de la edad preescolar”. Ed Aprendizaje Visor Madrid, 1990, P. 115.
(7) REYES, A. En: López Valero, A.:” Poesía infantil, esbozo de una problemática”, 2008, http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/91327252989598943532279/p0000001.htm (Consulta: viernes 14 de agosto de 2009).
(8) VIGOTSKY, L. S. En: Cerrillo, P. C.:” La práctica del cancionero infantil en la escuela”, 1987,http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01360623212570728987891/p0000002.htm(Consulta: lunes 17 de agosto de 2009).
(9) PELEGRÍN, A. En: López Valero, A.:” Poesía infantil, esbozo de una problemática”, 2008, http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/91327252989598943532279/p0000001.htm (Consulta: viernes 14 de agosto de 2009).
(10) RODRÍGUEZ ALMODÓVAR, A. “Fundamentos teóricos y pautas metodológicas de la literatura folclórica en el aula”, 2004, http://www.weblitoral.com/estudios/fundamentos-teoricos-y-pautas-metodologicas-de-la-literatura-folclorica-en-el-aula (Consulta: lunes 17 de agosto de 2009).
(11) MALAJOVICH, A.: “Recorridos Didácticos en Educación Inicial”, Ed. Paidós, Buenos Aires, 2000, P. 158.
(12) MALAJOVICH, A.:” Recorridos Didácticos en Educación Inicial”, Ed. Paidós, Buenos Aires, 2000, P. 170.
(13) COLOMER, T:” La enseñanza de la literatura como construcción del sentido”, Revista Lectura y Vida, año 22 No. 1, Marzo de 2001.
(14) LEGASPI DE ARISMENDI, A.: “Pedagogía preescolar”, Ed. Espartaco, Montevideo, 1997, P. 185.


Fotografía de una madre con su bebé

Fotografía color de un hombre conversando con niños pequeños

Fotografía a color de niños pequeños en ronda 

Los primeros encuentros del niño con los textos poéticos orales se inscriben en el vínculo con su madre. 
En las clases de Educación Inicial los alumnos ampliarán sus encuentros con la Literatura. 
Los trabalenguas son composiciones poéticas lúdicas, que  divierten y fomentan el desarrollo de la sensibilidad estética.

 

Clasificación curricular

Nivel Asignatura/Especialidad Unidad Temática

Queremos
tu opinión
¿Te gustó este
artículo?
1 2 3 4 5

Comenta este recurso
Botón Comentar
Recomienda este recurso
Botón Recomendar

Comenta este recurso:

  • porfa un trabalenguas   mayte
    Lunes, 01 de Septiembre de 2014
    Un trabalenguas con las palabras mp,nv,nf♥♣.

  • trabalenguas   obed
    Miércoles, 11 de Junio de 2014
    x fabor ayudeme.

  • los trabalenguas   yeni
    Miércoles, 19 de Septiembre de 2012
    ¿que es trabalenguas.

  • necesito trabalenguas    pamela fuentes
    Lunes, 14 de Mayo de 2012
    trabalenguas que contengan palabras mb,nv,y nf.

  • tipos de trabalenguas    aida
    Lunes, 03 de Octubre de 2011
    urgente necesito tipos de trabalenguas.

    • tipos de trabalenguas   delia montes
      Jueves, 26 de Julio de 2012
      Necesito los tipos de trbalenguas ayudenme por favor .

      • mp,mb,nv,nf   yesica
        Viernes, 31 de Mayo de 2013
        auxilio porfabor ayudenme.

  • trabalenguas   micaela
    Viernes, 18 de Septiembre de 2009
    Gracias por el artìculo. Serìa bueno contar en recursos con alguna antologìa realizada con valor estètico, no siempre tenemos en las escuelas y rondan muchos textos erròneos en las fotocopias. Serìa bueno contar en este portal con originales y seleccionados con valor literario. gracias..


Nombre:
Tema:
Mensaje:
envía
 
 

Quiénes somos | Contáctenos | Propiedad Intelectual

 
anep
Consejo de Educación Inicial y Primaria Consejo de Educación Secundaria Consejo de Educación Técnico Profesional Consejo de Formación en Educación