Primera mujer en el espacio

Si nos trasladamos a la década del sesenta, por aquel entonces existía una intensa carrera espacial, en la que la antigua URSS y los EEUU rivalizaban por lograr avances en la exploración del espacio exterior a la Tierra.
Fecha
Fotografía de Valentina Tereshkova

En esta ocasión la URSS enviaría a la primera mujer al espacio con el fin de obtener otra victoria que marcara una nueva diferencia frente a su rival y así fue como los soviéticos eligieron esta forma de volver a adelantarse a los estadounidenses.

Quien pasara a la historia como la primera cosmonauta del mundo en viajar al espacio, sería seleccionada entre más de cuatrocientas aspirantes. La elegida fue Valentina Tereshkova, quien se había ofrecido voluntariamente para integrar el programa espacial soviético inspirada en Yuri Gagarin, primer ser humano en volar al espacio. Ella no tenía experiencia como piloto pero sí bastante como paracaidista, lo cual le valió el mérito de ser la primera tripulante femenina en órbita.

¿Por qué se elegían paracaidistas para realizar esta misión? La respuesta es muy simple, las naves Vostok que utilizaban los soviéticos para viajar al espacio, no tenían dispositivos de aterrizaje y una vez que atravesaban las capas más altas y menos densas de la atmósfera, los cosmonautas eran eyectados de la cápsula junto con su asiento al encontrarse a 10 km del suelo y completaban el descenso en paracaídas.

Fue así como a la edad de 26 años, Valentina Tereshkova despega a bordo del cohete Vostok 6 rumbo al espacio el día 16 de junio de 1963. Ella tenía como nombre en clave "chaika" (que significa gaviota en ruso). Su primer mensaje fue: "Aquí chaika. Veo el horizonte, una banda azul clara. Ahí está la Tierra, ¡qué hermosa es! Todo marcha espléndidamente".

Desde dos días antes la nave Vostok 5 se encontraba en órbita alrededor de la Tierra piloteada por el cosmonauta ruso Valery Bykovsky, que junto a la Vostok 6 de Valentina realizaron sus recorridos a la mínima distancia de 6 km una nave de la otra. Se estableció contacto radial entre ambos y surcaron el espacio como unidos por un hilo invisible.

Finalmente, luego de realizar 48 órbitas alrededor de la Tierra durante casi tres días y tras soportar plenamente las condiciones del vuelo espacial, Valentina Tereshkova retorna a la superficie terrestre exitosamente y poco tiempo después fue condecorada con el título de heroína de la Unión Soviética.