Nace Pedro Figari

Pedro Figari nace en Montevideo, un 29 de junio de 1861. Estudió abogacía, graduándose en 1886, se dedicó a la política y al periodismo. Sobresaliente en el derecho penal como defensor de inculpados en causas célebres de su tiempo. También fue letrado del Banco República.
Fecha
Cuadro de Pedro Figari

Bailongo. Óleo sobre cartón |  Autor: Pedro Figari | Licencia: dominio público

 

Hacia 1910 ya era miembro de la Escuela Nacional de Artes y Oficios. En 1911 la Presidencia de la República le encarga un plan de organización de la cultura artística. En 1912 publica "Arte, Estética, Ideal". Hacia 1913 viaja por segunda vez a Europa donde se relaciona con grupos intelectuales interesados en la cultura latinoamericana. En 1914, con el estallido de la Primera Guerra, se quema la primera edición francesa de "Arte, Estética, Ideal", y ese mismo año es nombrado miembro honorario de la Sociedad de Artistas Uruguayos.

Desde 1915 y hasta 1917 es nombrado Director Provisional de la Escuela de Artes y Oficios. Desde ese puesto defendió y difundió el arte americano. Con sus directivas quiso ensayar el estudio del desarrollo decorativo de los elementos de la fauna y flora nativas. Al renunciar publica el "Plan general de la organización de la enseñanza industrial (1917).

En 1921 se radica en Buenos Aires. En junio de ese año se hace una muestra y vende un solo cuadro.  Por ese entonces conoce a Manuel J. Güiraldes, uno de los grandes promotores de su obra y uno de los primeros coleccionistas con quien tendrá una duradera amistad. 

Cuando Figari estructura toda la creación de su arte tras larga meditación y recato, va a Buenos Aires a producir. Allí vivió cuatro años pintando sin reposo.

Luego de asegurarse el interés del hombre culto de Buenos Aires, Figari emprende viaje rumbo hacia  Paris donde permanece nueve años y obtiene la consagración como artista plástico. Desde allí proyecta y organiza exposiciones en Europa y América. Los argentinos y el uruguayo Julio Supervielle le han de ayudar para ubicarse en la capital de Francia. Allí perteneció a la "Escuela de Paris" y dentro de ella al neoimpresionismo. Su pintura, influida por Vuillard y Bonnard, marca contribuciones a la tendencia de los "intimistas" franceses,  aportando la sencillez y frescura del continente nuevo. Regresa al Uruguay en 1933 y es nombrado Asesor Artístico del Ministerio de Instrucción Pública.

Figari es un destacado representante de un momento especial de la pintura latinoamericana, pasado el período documental del cual Blanes es el mayor generador, en el que se comienza la búsqueda de contenidos locales. Asentada la democracia, un grupo de intelectuales y artistas proponen la incursión en la temática “nativista” como forma de reivindicar el arraigo americanista de nuestra cultura. El Nativismo influenciará el panorama artístico de los años veinte. 

En Buenos Aires, Paris y un último año, en 1934 en Montevideo, cuando cesa de pintar dejando amontonados a su muerte dos mil quinientos cartones pintados, es que se realiza su largo relato.
 
Muere en Montevideo, el 24 de junio de 1938.